Los Wallabies nos detuvieron

Argentina perdió el domingo en las semifinales del Mundial de Rugby por 29-15 ante Australia. Ahora queda la esperanza de alcanzar un tercer puesto el próximo sábado ante Sudáfrica.

3

¿Se puede estar feliz o satisfecho con una derrota? No, no hay forma. La caída dolió y el sueño de ser campeones terminó. No quedó nada por entregar y eso, almenos, dejó a esas fieras tranquilas.

Los Wallabies fueron hasta ahora el mejor equipo del Mundial y le facturaron cada error a los de Hourcade. Un mal pase interceptado, un desfasaje en la defensa aprovechado por un picantísimo wing o simplemente un segundo menos de velocidad para reagruparse: todo tuvo su costo. Los australianos defendieron extraordinariamente, ese es el gran mérito, el verdadero plus al histórico gran juego ofensivo.

Sin embargo debemos reconocer queriendo ser objetivos que Argentina tuvo sus buenos momentos. El iluminado Nico Sánchez, demostró su garra Puma por su efectividad al patear a los palos (goleador del Mundial con 89 puntos) por su conducción, su facilidad para filtrarse y, sobretodo, por su valentía para no quedarse rememorando un simple error al comienzo.

También Fernández Lobbe entregó todo acompañado de un chico como Matera y de un evolucionado y sorprendente Senatore. ¿Qué decir de una segunda línea que promedia los 21 años? ¿Qué decir de la primera línea que superó en el scrum a Australia?

2

En conferencia de prensa, el entrenador habló de que el equipo no resignó su idea. Nunca la resignó a pesar de ir perdiendo y a pesar de que los nervios jugan malas pasadas. Rescató dos momentos: en los últimos diez minutos del primer tiempo, y entre los 60-70.

Cuesta, pero no se puede olvidar al rival, el último campeón del Rugby Championship, el que cambió su regla a poco del Mundial para que Matt Giteau (el del fabuloso salteo) y Drew Mitchell (el de la corrida en el último try) pudieran volver a vestir la camiseta amarilla.

Como en 2007 el seleccionado cayó en semifinales ante un bestial equipo. Aquella vez fue Sudáfrica (finalmente el campeón), ahora fue con Australia, quien se medirá con los All Blacks en una final a todo trapo. ¿Cuál es el nuevo objetivo?  Queremos repetir aquel histórico Bronce.

1

Comentarios

Buscador de locales