El sueño argentino sigue en pie

El seleccionado de rugby jugó un partidazo en cuartos ante Irlanda y está en semifinales del Mundial. Después de golear 43-20 a su rival el próximo domingo jugará ante Australia.

Solamente resta saber qué lugar darle a este gran momento: si a la altura del Bronce de 2007, a la del triunfo en Durban de este año, tal vez aquello que lograron en el ‘65 los que viajaron a Sudáfrica y vencieron a los Junior Springboks o, por qué no, del equipazo de los ‘80 que venció a casi todas las potencias. Lo cierto es que el domingo el seleccionado escribió una página de las más importantes en la historia del rugby argentino.

El partido tuvo de todo. Un principio brillante, de lo mejor que se ha visto en el Mundial, con Matera, Senatore y Fernández Lobbe tackleando a destajo y llevando al equipo para adelante; con Agustín Creevy pescando pelotas, Landajo-Sánchez conduciendo y la explosión del fondo.

2

La apertura del marcador tuvo algo de mágico y también algo de justicia tal vez. Una rápida jugada terminó con Matías Moroni tirándose al ingoal y festejando desaforadamente. ¿Por qué mágico y justo? Porque Tute, quien reemplazaba a Marcelo Bosch (suspendido por una semana), había dicho que tenían que dejar todo por el Chelo para que él pudiera tener un partido más.

Un ratito más tarde Cordero metió un kick altísimo y Juan Imhoff llegó justo a apoyar. En un cuarto de hora, Argentina pasaba por arriba a Irlanda y se metía entre los cuatro mejores del Mundial.

Los europeos mejoraron. Emparejaron en el final del primer tiempo y salieron en el segundo a matar. Pudieron empatarlo con un penal de Madigan que se fue desviado. Así, aquel principio con luces se llenaba de nubes.

1

Hourcade, estratégicamente, cambió piezas el equipo. Supo defender el mal momento y arrancar de nuevo con un preciso Cubelli y un voraz Isa sediento de ir para adelante. Tuculet giró cuando estaba cayendo y apoyó justo el tercer try argentino. Tranquilidad para los nuestros: unos minutos más tarde, Imhoff se tiró de palomita al ingoal y ses dio el festival argentino en Cardiff.

Así Argentina volvió a estar entre los cuatro mejores como en 2007. El domingo a las 13 espera a Australia, uno de los candidatos al título. ¿Quién quiere despertarse de este sueño?

Comentarios

Buscador de locales